Eneida González: Vuela como águila con el corazón agradecido

 

A Eneida González le sale pasión por la piel. Es mujer de trabajo, con principios familiares bien arraigados en el corazón y con un Dios como centro del que habla con agradecimiento y convicción.

Es colombiana y aunque lleva 20 años fuera de su país natal, conserva ese amor por el vallenato sano, el tono de voz cantado y la alegría propia de sus paisanos. Hablé con mi amiga y nos compartió su vida y experiencia. Abrió su corazón como tantas veces lo hace con sus clientes de seguros o desde su lugar de predicación ministerial.

Eneida es asesora financiera, quiere que todos a su alrededor prosperen económicamente. Se enfoca en la comunidad hispana en los estados de Georgia, Texas y Florida, y también lleva adelante un programa llamado Té de fe, el cual pretende llevarlo a libros y a un movimiento de amplio alcance para la mujer.

ENTREVISTA EN VIDEO

ENTREVISTA EN AUDIO

Hace 20 años decidiste salir de Colombia con destino a Europa, pero el timón giró hacia Panamá donde viviste varios años ¿Qué te trajo a los Estados Unidos?

El sueño de niña de conocer Estados Unidos me fue llevando hasta donde lograría cumplirlo. Y el Señor te permite hacer paradas para ir evaluando.

¿Qué barreras se presentan a una mujer como tú que viene con ganas de emprender y seguir el ritmo de trabajo que siempre habías llevado?

Fueron muchas, pero no tantas como las expectativas que traía. Siempre habrá barreras, sea al país al cual llegues. Pero no pueden ser más fuertes que las ganas de salir adelante y a los sueños que traes. Una barrera fue el idioma y allí entendí a todas las personas recién llegadas. A veces es frustrante no poder comunicarse.

El choque cultural también afecta porque vienes con unos hábitos, unas maneras, otro horario de trabajo, días libres. Y aquí se debe trabajar bastante para cubrir los compromisos económicos.

¿Cómo llegas a ser asesora financiera y tener tu propia compañía Amzins Services?

Asesora financiera venía siendo desde Colombia y fue la misma necesidad la que me fue empujando a desarrollar actividades que ni yo misma imaginé. Dios me fue llevando, por las circunstancias, a descubrir talentos para llegar adonde soñaba.

En Colombia tenía una compañía de importación de accesorios para mujeres, pero por decisiones equivocadas de mi socio quebré. Uno de mis clientes me invitó a trabajar con él y me fui a Nissan.

Era la primera vez que vendería autos y me fue bien en esa área de ventas. Pero por un error involuntario, perdí el trabajo.

Una amiga me llevó a Seguros Bolívar y empecé a aprender mucho sobre protección, y me gustó. Eso me llevó a Europa y luego a Panamá para trabajar con empresas internacionales. Así que me di cuenta que Dios me fue capacitando hasta traerme hoy al lugar que ocupo. Lo he disfrutado mucho.

Debemos tener buena actitud y expectativas hacia una vida mejor.

¿Es posible combinar con éxito los roles de mamá, empresaria y mujer de fe?

En este momento de mi vida sí es posible. La Palabra dice que primero debemos buscar el Reino de Dios y su justicia y el resto vendrá por añadidura.

También he aprendido a distribuir efectivamente el tiempo, pero ha sido progresivo porque no es disciplina aprendida de mi infancia. Dios es primero, luego la familia, viene el trabajo y así sucesivamente. Él nos pide un balance para todo.

¿Cuál es la fórmula para destacarse profesionalmente en los Estados Unidos?

Si alguien quiere volar como las águilas, debe rodearse de águilas. Y eso aplica para cualquier país, no solo para los Estados Unidos. Rodéate de la gente correcta, esa que suma a tu vida, que te hace grande, te ayuda a crecer, te ofrecen apoyo y además nos necesitan.

¿Cómo llega Té de Fe a tu vida?

Llegó como todo lo que Dios me ha mandado. Desde el 2010 he sido coleccionista de jarritas de té, bien fuera porque las compraba, las encontraba o me las regalaban. Y ya con una buena cantidad, me pregunté por qué tenía tantas.

Así que fueron apareciendo ideas y una buena amiga con quien conversaba, me regaló la cita bíblica de Jeremías 18, donde aparece la parábola del alfarero. Y fue un mensaje revelador.

Té de fe no es solo un programa de Facebook. Mi visión final es escribir los libros que han estado en mi corazón y no solo serán basados en testimonios de vida, sino como un ministerio para edificar mujeres. Es un sueño que me mantiene ilusionada, pero lo veo claro porque viene de Dios.

Si pudieras tomarte un café o una taza de té con tu pasado, ¿Qué le dirías?

Me gusta el café por placer, pero el té por sanidad. Al pasado le pediría que me recordara su nombre, porque hay que olvidarlo si te amarra. A veces debo traer memorias a mi vida para decir: Señor, de allá me has traído. Me tomaría ese café con el pasado solo para reconocer y recordar lo que Dios ha hecho en mi vida, no para amargarme ni culpar a los que estuvieron en el camino. Ni para anclarme.

¿Cómo te proyectas personal y profesionalmente para el futuro?

Me considero una mujer de negocios, pero uno de los retos al hablar de finanzas con las familias implica procurar un ambiente íntimo y de confianza. Meterme en lo interno de las familias, no es fácil, por eso para vender un servicio de seguros hay que aplicar estrategias técnicas.

Pero dejo fluir lo que hay en mi corazón y hasta llego a involucrarme en asuntos que no tienen nada que ver con dinero, sino con restauración, conciliación y Dios en el hogar.

Me veo implementando estrategias de negocios y ayudando a más personas. Me gusta que otros puedan surgir económicamente. Es mucho trabajo estimular a los hispanos a ahorrar, comprar una casa, emprender un negocio, tomar seguro de vida y más.

Hay gente que viene a los Estados Unidos y terminan más quebrados que cuando vivían en su país porque no se educan ni buscan a las personas correctas.

Estoy haciendo ajustes en mi empresa para delegar, estoy armando un equipo porque creo que no podemos estar solos en los proyectos. Me veo predicando la Palabra de Dios a tiempo completo, pero primero debo hacer una estructura con personas de mi confianza que puedan llevar mis planes a otro nivel. Actualmente trabajo también con el ministerio Casa de Pan.

¿Cuál es tu top tres de consejos para las hispanas que buscan su realización en este país?

El primero es agarrarse de Dios en todo tiempo y no solo como un número de emergencia; segundo superarse, no conformarse con lo que tienes y aprender más; y finalmente ser libres emocionalmente en Dios, porque de lo contrario no puede avanzar.

¿Sientes que eres una Hispana Realizada?

Completamente. Siento un corazón pleno, aunque todavía tenga cosas y sueños por lograr.

De no haber sido asesora financiera y especialista en protección de activos, ¿a qué te habrías dedicado?

En materia de negocios me gusta todo lo que sea proteger. Para el año 1999 hubo una explosión del mercado inmobiliario y yo había logrado mi licencia de agente de bienes raíces. Pero estaba embarazada y decidí irme a los Estados Unidos.

En mi nuevo país quise sacar la misma licencia pero era muy costosa para mí, así que opté por la de seguros que era más económica. Y así con otras.

¿Cómo hacer que la gente entienda que debe respaldar su vida, su salud y sus bienes con un seguro?

Sería bueno que haya más personas haciendo lo que yo hago, llegando al corazón de las personas con convencimiento y educación. Cuestionándoles, en el mejor sentido de la palabra, sobre qué pasaría si faltara la cabeza de la familia, si enfermara o tuviera un accidente. 

Responde en breve…

¿Un motivo de alegría? Las promesas que Dios tiene escritas para mí

¿Tu lema de vida? Vivir para servir

¿Qué te inspira? Lo que Dios ha hecho en mí

Únete a la comunidad Hispanas Camino al Éxito en Facebook:

hispanas-camino-al-exito

¡Únete a nuestra comunidad Hispanas Camino al Éxito en Facebook para conectarte y relacionarte con otras hispanas en los Estados Unidos! Haz clic aquí para solicitar acceso a nuestro grupo privado de Facebook.

conocete-y-realizate
ACERCA DE MARCELA

Tras una experiencia de más de 30 años como empresaria, Marcela Reyes es hoy una poderosa coach, mentora y conferencista de renombre internacional cuya pasión es ayudar a las mujeres hispanas a tener éxito en los Estados Unidos. Marcela es la fundadora y directora ejecutiva de HispanaRealizada.com, la comunidad virtual dedicada a inspirar, empoderar e incentivar a las inmigrantes hispanas a entrar en acción para que realicen sus sueños a través de desarrollo personal, profesional y empresarial. Clic aquí para conocer más sobre Marcela.

Comentarios

comentarios

Recent Posts

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Contáctame

Me encantaría recibir un mensaje tuyo. Envíame un email y te responderé lo más pronto posible.

Not readable? Change text. captcha txt
close

¿Disfrutaste este artículo? Compártelo con otras :)