Estela Figueroa: Renacer desde el corazón de Dios

Puerto Rico, la hermosa isla del Caribe, nos regaló una mujer especial que vino a los Estados Unidos hace 20 años a cumplir una importante misión: ayudar, en el nombre de Dios, a todo aquel que esté pasando por un desierto emocional por una depresión, la pérdida de un ser querido o padeciendo las consecuencias de un apego o vicio. Lo hace desde una organización sin ánimo de lucro llamada Renacer Atlanta que se sostiene a pulmón y gracias a la providencia divina. “Llegan donaciones y así seguimos adelante, esta es una obra de Dios”, confiesa.

Llegué hace 20 años junto a mi esposo, hijo e hija. Y aunque extrañamos nuestra isla, nos encanta estar aquí en Atlanta, nos dice.

Disfruta, así como lo hice yo, de una agradable conversación y de un inspirador testimonio que nos lleva a reflexionar sobre qué estamos haciendo por los demás.

ENTREVISTA EN VIDEO

ENTREVISTA EN AUDIO

¿En qué consiste la organización Renacer Atlanta?

Es una organización sin fines de lucro fundada en el año 2008 como un llamado de Dios. Fue un reto abrirla, pero aquí estamos ayudando especialmente a la comunidad hispana. Está dividida en tres grandes ramas: el centro ministerial para consejería bíblica a quienes estén pasando un momento difícil; coaching de vida para el crecimiento personal de los participantes una vez se han superado los problemas; y el centro familiar donde impartimos talleres educativos a los padres de cómo ayudar a sus hijos académica, social y emocionalmente. Tenemos la misión de trabajar para bajar los niveles de violencia social que nos rodean. Es muy gratificante ver resultados positivos. También vamos a empresas y ofrecemos nuestro paquete de talleres para los trabajadores.

¿Por qué sentiste que debías ayudar a la comunidad de esta manera, cómo fue ese llamado?

Siempre padecí de depresión, y cuando abrí la fundación ya tenía 10 años como cristiana. Por mi experiencia, sabía que podía poner máscaras ante la gente y ocultar mi verdadero estado de ánimo. Así que cuando recibí a Cristo, pasó un tiempo y sentí que me faltaba una pieza que era la gracia de Dios. No me conformé con una vida llena de desánimo, tristeza y falta de fuerza. Así que me enfoqué hacia el cambio y ahí llegó la voz de Dios que me llamó a servir. 

¿Hay algún perfil especial para las personas que buscan ayudan en Renacer Atlanta?

Nosotros promovemos valores cristianos pero recibimos a personas de cualquier religión, cultura y tradición. Nuestro objetivo es ayudar. No hay un perfil específico pero sí es común que la mayoría de nuestros estudiantes son hispanos. Podría decir que el perfil es aquella persona con un problema que desee generar un cambio en su vida.

¿Cuáles son los problemas más frecuentes que padecen los beneficiarios de Renacer?

La mayoría tienen que ver con relaciones intra o interpersonales. Es decir, problemas consigo mismo por depresión, ansiedad, desespero y más; otros por problemas con Dios, su matrimonio, hijos, familiares; casos por falta de perdón, traición, traumas y rupturas que llevan a un gran dolor.

¿Qué proceso se sigue cuando llega alguien a solicitar ayuda?

Primero recibimos su información personal y nos enfocamos en su trayectoria familiar. Luego explicamos en qué consiste el proceso de consejería, les invitamos a confiar en Dios y comenzamos el proceso de educación de acuerdo al problema que los trajo. Por lo general no es tarea fácil, porque vivimos en una sociedad donde todo es rápido y cómodo, siendo esto un proceso lento.

¿Existe algún proceso de control o seguimiento una vez la persona sale del programa de ayuda?

Tratamos de mantenernos conectados. Hacemos talleres y grupos de apoyo, siempre tenemos eventos y todos están invitados. Porque es importante mantenerse firmes en la nueva vida para no recaer. 

¿Qué porcentaje de éxito tienen los diferentes programas que ofrecen?

Te podría decir que un 100% porque todo depende del cambio que quiere dar la persona para salir adelante, incluimos a Dios en el proceso, oramos por ellos, les damos tarea, pero realmente depende del compromiso y la perseverancia de cada quien. Una clave de mantenerse fuera del problema es que luego de superarlo, hay que ayudar a otros que tengan lo mismo que esa persona sufrió.

¿Cómo se mantiene financieramente la organización?

Principalmente con donaciones, patrocinio privado y fundamentalmente con el aporte de mi esposo y mío. Ahora iniciaremos el proceso para solicitar ayuda gubernamental y de empresas. Ya tenemos experiencia, años de trabajo y una serie de programas consolidados.

¿Más allá de vicios como alcoholismo y drogadicción, ayudan con nuevos vicios como internet o redes sociales?

Aunque no somos expertos clínicamente en adicciones, sí entendemos cómo surgen y es por la necesidad de mitigar un dolor. A veces buscamos refugio en lo que el mundo nos ofrece, cuando podemos refugiarnos en los brazos del Señor. Pero sucede que a Dios no lo conocemos apenas nacemos y el dolor que va apareciendo en la vida lo mitigamos con las cosas del mundo y es cuando generamos los apegos. Hoy está muy de moda la adicción cibernética, incluso a otras cosas que son buenas como la lectura, el ejercicio, la aprobación de otros, el sexo y más, pero que al volverse adictivas, esconden un dolor y una baja autoestima. Llega el momento de reconocer y buscar ayuda. Nosotros en Renacer hablamos de Dios, porque sabemos que sin la palabra de Cristo no hay recuperación posible.

¿Qué ha sido lo más difícil que has tenido que superar en la vida?

Hay cosas que no han sido fáciles y para mi la depresión fue una de ellas. Lo que me mantuvo en la perseverancia era saber que Dios me sostenía. Hubo otra situación muy dura el año pasado que fue perder a mi mamá. Es un dolor muy fuerte, porque ella fue un ser muy especial. 

¿Qué cosas harías por la mujer hispana en los Estados Unidos?

Primero le enseñaría a amar a Dios, porque el concepto de Dios se ha dañado; la moral que hoy vive el mundo es terrible. Segundo le enseñaría a amarse a sí misma, porque eres hija de Dios, eres valiosa y tienes un propósito en la vida. Finalmente le enseñaría a amar a los demás, especialmente al que no nos ama; perdonar, servir y saber poner límites.

¿Cómo encontramos tu organización?

En la web aparecemos como www.renaceratlanta.org o llamándonos al 678-469-9550.

Únete a la comunidad Hispanas Camino al Éxito en Facebook:

hispanas-camino-al-exito

¡Únete a nuestra comunidad Hispanas Camino al Éxito en Facebook para conectarte y relacionarte con otras hispanas en los Estados Unidos! Haz clic aquí para solicitar acceso a nuestro grupo privado de Facebook.

conocete-y-realizate

ACERCA DE MARCELA

Tras una experiencia de más de 30 años como empresaria, Marcela Reyes es hoy una poderosa coach, mentora y conferencista de renombre internacional cuya pasión es ayudar a las mujeres hispanas a tener éxito en los Estados Unidos. Marcela es la fundadora y directora ejecutiva de HispanaRealizada.com, la comunidad virtual dedicada a inspirar, empoderar e incentivar a las inmigrantes hispanas a entrar en acción para que realicen sus sueños a través de desarrollo personal, profesional y empresarial. Clic aquí para conocer más sobre Marcela.

Comentarios

comentarios

Recent Posts

Leave a Comment

Contáctame

Me encantaría recibir un mensaje tuyo. Envíame un email y te responderé lo más pronto posible.

Not readable? Change text. captcha txt
close

¿Disfrutaste este artículo? Compártelo con otras :)