Marcela Cañal: Voy por más, no pararé

Marcela Cañal es una mujer templada, firme y a la vez sensible. Llegó desde lo más sur del continente, Argentina nos regaló una gran profesional.

Hoy esta sureña, orgullosa de acompañar su rutina con hierba mate, abre un espacio en el competitivo mercado de la contabilidad y los impuestos, gracias a su emprendimiento llamado Haz Taxes & Accounting.

ENTREVISTA EN VIDEO

 ENTREVISTA EN AUDIO

¿Qué te hizo dejar Argentina y escoger EEUU cómo el país para salir adelante? 

Ya me había graduado de Contaduría y estudiaba mi segunda carrera, así que decidí tomarme unas vacaciones a este país. Se me presentó una oportunidad y decidí quedarme. Así que comenzó la historia de mi nueva vida.

Había algo que me llamaba desde adentro y me decía ‘quédate’. Y mira que no tenía nada acá, mi familia, amigos, casa, todo, estaba en Argentina. Pero la oportunidad la tenía frente a mí y total si no funcionaba tomaba otro avión y me devolvía. Era momento de hacer el gran cambio de mi vida.

¿Qué te llevó a abrir tu empresa Haz Taxes & Accounting? 

Luego de trabajar durante muchos años como empleada, regresé de vacaciones a mi país y vi un cartel que decía Haz. Sentí que había conseguido el nombre de mi empresa porque ya estaba trabajando en mi proyecto de negocios.

Abrí sin nada, tenía apenas 600 dólares en el bolsillo y fue el momento de reiniciar mi vida.

¿A quiénes prestas tu servicio?

Al principio mi nicho fue la comunidad hispana porque mi idioma natal es el español. Pero no me limité. Comencé por personas individuales con aspiraciones de montar su negocio, luego con medianas corporaciones y finalmente, gracias al Networking, entré al mercado anglosajón. No tengo límites en mi tipo de cliente pero sí tengo una visión holística y me gusta centrarme en la persona primero, a fin de estudiar lo que quiere y llevarlo a su negocio.

¿Quién crees que es más organizado, el hombre o la mujer?

No creo que sea cuestión de género, sino de lo que la persona aspira. Hay muchos hombres muy ordenados, incluso la mayoría de mis clientes son hombres tal vez por su practicidad. La mujer es más emocional.

Pero para mí no hay diferencia, se trata de lo que quiera la persona, es cuestión de interés.

¿Por qué crees que la comunidad hispana debe estar al día con los impuestos?

Es una obligación fundamental y de por vida. Es el documento legal para conservar hasta el último día de tu vida. Porque si te quieres jubilar en este país, los impuestos te sirven de récord para verificar lo que aportaste a esa jubilación o retiro.

Es incluso una herramienta que te puede salvar de una deportación porque prueba residencia, perfil de buen ciudadano y por si quieres pedir un préstamo al banco para casa, auto, comercio y más.

¿Crees que para la inmigrante hispana es más difícil alcanzar sus sueños que para las inmigrantes de otros grupos étnicos?

Creo que no. Aunque creo que nos cuesta dependiendo de cómo hagamos las cosas. En mi caso, traía una ventaja y eran las ganas de salir adelante porque en mi equipaje ni siquiera traje ropa, sino ganas de cumplir mis sueños.

En mi vida emigrar ha sido parte de la historia familiar, en la que nos ha tocado salir adelante compartiendo nuestra cultura en el lugar donde llegamos.

Cuéntanos sobre algunos retos que debiste enfrentar para llegar hasta donde estás hoy

Reconocer y superar el miedo a no confiar en mi misma y en mis potencialidades. Me costó asumir que no soy perfecta, que tengo debilidades y oportunidades.

¿Luchas con la misma fuerza de cuando llegaste o ya te acostumbraste al ritmo americano?

¡Lucho más! Porque cuando va pasando el tiempo te das cuenta de varias cosas: ya no soy la misma mujer de 28 años de cuando llegué, no tengo la misma energía y hay cosas que debes aceptar. 

Ahora trabajo con más pasión en aquella meta que veo más clara. Antes trabajaba con el cuerpo y con el piloto automático, pero ahora quiero ser independiente, pero para llegar a eso hay que trabajar duro todos los días.

Sé que tengo más cosas por hacer y a eso voy, no pararé.

Si te tocara regresar a Argentina, ¿qué repetirías de tu experiencia en los Estados Unidos? 

Voy todos los años de vacaciones. Pero repetiría lo que me ha dado éxito. 

Vivo el presente y como estoy consciente de ello entonces rindo más. En mi país disfrutaría de lo mismo que hago aquí pero en distinto territorio.

Siempre regreso a la tierra de donde soy porque es agradecer del lugar donde salí y adonde llegué. En Argentina tengo a mis mejores amigas, a mi familia.

Si regresara lo haría agradecida de que la vida me permite ver otros mundos.

¿Qué es más fácil, ser empleada o ser emprendedora? 

Tal vez ser empleada. Es cómodo y al mismo tiempo algo mediocre. Te vuelves alguien automático, cumples y te regresas a casa. Es fácil. Corres el riesgo de no ser alguien mejor. 

¿Cuál crees que es el ABC para el crecimiento de una empresa?

Primero hay que sentir un llamado, una noción de que ves en ti una posibilidad de ser emprendedor. También debes saber por qué lo haces, no por qué otros lo hacen, sino tú.

Otra de las cosas que le cuesta al hispano es contratar a un contador o preparador de impuestos, porque obligatoriamente necesitas un plan de negocios y si no pides ayuda especializada, puedes desistir.

¿Hacia dónde te proyectas en los próximos 5 años?

Quiero expandirme incluso de estado. Tengo mi firma en Atlanta, pero busco crecer hacia otros lugares. Tengo una visión de evolucionar rápido y con incidencia por internet, donde el cliente lo pueda hacer todo de manera virtual.

Quiero seguir educando y ayudando a la gente, que es mi mayor reto.

¿Cuál es el factor más importante para tener éxito en los Estados Unidos?

Educarte, más nada. Creo que evolucioné porque me la paso estudiando, hago cursos, servicio caritativo donde conozco gente. También hago ejercicios, no miro televisión y no tengo tiempo para decir ‘no puedo’. 

Me encanta leer, investigar, soy curiosa por naturaleza.

¿Qué sumas y qué restas a tu vida actual?

Hay que sumar mucho amor, hay que amarse a uno primero, ser tu mejor amiga, y cuando estás bien, das más.

Yo evito restar, porque me gusta es sumar. Pero podría restar aquellas personas que no sumen alegrías a tu vida, que no te ayuden o no te entiendan, y no es por ser mala persona, es poner límites. 

Si tuvieras que hacer un balance de tu vida hasta ahora, ¿qué palabra usarías para definirlo?

La palabra que más me gusta es Fe. Podrás perder tu dinero, tu casa, un amor, pero nunca pierdas la fe. Aunque en realidad nunca pierdes, o ganas o aprendes.

¡La fe mueve montañas y rompe barreras!

Únete a la comunidad Hispanas Camino al Éxito en Facebook:

hispanas-camino-al-exito

¡Únete a nuestra comunidad Hispanas Camino al Éxito en Facebook para conectarte y relacionarte con otras hispanas en los Estados Unidos! Haz clic aquí para solicitar acceso a nuestro grupo privado de Facebook.

conocete-y-realizate
ACERCA DE MARCELA

Tras una experiencia de más de 30 años como empresaria, Marcela Reyes es hoy una poderosa coach, mentora y conferencista de renombre internacional cuya pasión es ayudar a las mujeres hispanas a tener éxito en los Estados Unidos. Marcela es la fundadora y directora ejecutiva de HispanaRealizada.com, la comunidad virtual dedicada a inspirar, empoderar e incentivar a las inmigrantes hispanas a entrar en acción para que realicen sus sueños a través de desarrollo personal, profesional y empresarial. Clic aquí para conocer más sobre Marcela.

Comentarios

comentarios

Recent Posts

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Contáctame

Me encantaría recibir un mensaje tuyo. Envíame un email y te responderé lo más pronto posible.

Not readable? Change text. captcha txt
close

¿Disfrutaste este artículo? Compártelo con otras :)