Es un hecho que tienes capacidades profesionales para triunfar en los Estados Unidos y también que te has esforzado por estrechar relaciones convenientes para crecer y permanecer estable en este país al que llegaste. ¡Pero! Llevas en el hablar ese acento de colombiana, venezolana, dominicana, peruana, chilena, en fin, de hispana, que traes tatuado en tu código genético.

Ese ritmo latino que nos caracteriza, sabroso porque nos destaca como una raza diversa y a la vez parecida en valores, podría ser inconveniente a la hora de comunicarte en los Estados Unidos. No obstante, si tu seguridad como mujer y la confianza que tienes en ti misma, podría representar un elemento para usar a tu favor.

Supongamos que mientras aprendes inglés y vas puliendo tu pronunciación, le colgamos el acento de tu país a tu conversación. Esto podría limitar tus posibilidades en el campo laboral, ya que una empresa podría necesitar tu participación para hablar en público.

Ciertamente, habrá quienes no vean tu acento como un inconveniente, pero muchos otros no prestarán atención a ese detalle y es en ellos en quienes debes apoyarte.

¿Hablarías en público?

 Tal vez por la velocidad con la que hablas o la costumbre de hacerlo de cierta forma no te permite escuchar al detalle tu acento y pronunciación. Es probable que, incluso, las personas que te rodean se hayan acostumbrado a entenderte con los modos que aprendiste.

Si en el trabajo donde estás te piden hablar en público, ¿lo harías?

Seguramente eres una profesional inteligente, educada y con una gran experiencia. Tienes ideas valiosas y un punto de vista que podría llevarte a conversaciones importantes en reuniones y conferencias de la industria. Eres experta en tu materia y debes considerar hablar en público para acelerar tu carrera.

Que nada te detenga si de hablar en público se trata. El miedo se vence atreviéndose y los errores se corrigen cometiéndolos. ¡Ánimo! Levanta la mano en esa reunión donde te invaden los nervios y explica tu punto de vista; haz ese aporte que sabes será para el beneficio de la organización para la cual trabajas.

La mayoría de las personas teme hablar en público, pero tienes un desafío mayor que superar sobre ellos. Que no importe tu acento, más del contenido que dominas. Sortea las etiquetas que otros quieran poner sobre ti; más nadie que tú misma sabe cuánto vale y puede servir eso que llevas en tus conocimientos.

Tu credibilidad, inteligencia y madurez no se miden por tu forma de pronunciar las palabras, ni siquiera cuando debes hacer un esfuerzo superior al normal para darte a entender.

Procura mejorar

Es la fluidez y la comprensión lo que debes buscar después de la eliminación del acento. El acento es estadísticamente la última habilidad para lograr una semejanza nativa y, por lo tanto, la más difícil de cambiar.¿Pero cómo lo logro?, te preguntarás naturalmente, claro está si es verdaderamente lo que quieres. Existen algunas estrategias que te ayudarán a eliminar el acento nativo cuando hablas inglés (o algún otro idioma).

Dedica tiempo a escuchar música, ver videos, películas, estaciones de radio y televisión en inglés. También conversa con personas cuya lengua materna sea el inglés y detecta problemas de pronunciación en tu propia forma de hablar. ¡Pide ayuda!, es hora de que algún amigo te tienda su mano.

Otra técnica es leer un texto en inglés y grabarte en tu teléfono celular; escucharlo una y otra vez promoverá la autocrítica y mejorarás tanto en pronunciación como en fluidez.

“No pienso con acento”

Cuando en una entrevista te pregunten lo inevitable: hábleme de sus debilidades, puedes decir en tono de broma lo obvio de que hablar con acento no significa pensar con acento y enfatizar rápidamente tus logros laborales. Ningún entrevistador admitiría jamás que el prejuicio ha cruzado por su mente, ya que generalmente ocurre en un nivel profundamente subconsciente. Discutir abiertamente la cuestión obliga a una evaluación más consciente. La mayoría de las empresas en estos días reconocen el valor de la diversidad, así que asegúrate de aprovechar ese acento para su beneficio en lugar de negar su existencia.

 

Comentarios

comentarios

Recent Posts

Leave a Comment

Contáctame

Me encantaría recibir un mensaje tuyo. Envíame un email y te responderé lo más pronto posible.

Not readable? Change text. captcha txt
close

¿Disfrutaste este artículo? Compártelo con otras :)